Captura de pantalla 2017-04-06 a la(s) 23.15.38
Un año más, en la antesala de la Semana Santa, es para mí un orgullo y una enorme satisfacción, dirigiros unas palabras, a todos los cofrades, desde nuestra revista L7D.

Para nosotros, los seguidores de Cristo, la Semana Santa es la más intensa y esperada del año, y deberemos disfrutarla como sabe hacer un buen cofrade. Lo que Cristo hizo por los suyos puede resumirse en estas hermosas palabras de San Juan: “los amó hasta el fin”. Así pues, son días particularmente apropiados para escuchar en nuestro interior y reflexionar sobre los actos de desagravio, aprendiendo a perdonar y a pedir perdón de la forma más humilde, en la caridad a los demás, en el hambre y sed de justicia…

Con el fin de encontrar ese gran mensaje que Dios nos quiere dar con su Pasión, Muerte y Resurrección, qué mejor que contar con la ayuda inestimable de Nuestra MADRE. A ti MADRE te acompañaremos en la Noche del Jueves y Viernes Santo, en tu camino de penumbra, permaneciendo a tu lado en esos momentos de tristeza y dolor.

Querida Virgen Dolorosa, acógenos bajo tu manto, danos cobijo y guíanos con tu luz, para escuchar y encontrar el mensaje de tu HIJO Jesús.

Raquel Alama Valls. Camarera ILustre Hermandad Nuestra Sra. de los Dolores